El dolor de cuello es una afección común entre los adultos. Las posturas estáticas y las tareas laborales agotadoras se encuentran entre los factores que conducen al dolor de hombro y cuello, especialmente entre las personas cuyo trabajo exige tipos específicos de posturas físicas. Hay varios tratamientos y remedios disponibles para el dolor de cuello. También puede practicar yoga u otras formas de ejercicio para aliviar el dolor de cuello.

En este artículo, discutiremos las causas y describiremos algunos de los remedios caseros naturales que podrían aliviar el dolor de cuello.

Causas del dolor de cuello

Puede desarrollar dolor de cuello debido a malas posturas para dormir, tensión y / o estrés, largas horas de reposo, tumbado sobre un colchón excesivamente blando o mala postura corporal. La tensión muscular y las lesiones en el cuello son las causas más comunes de dolor de cuello (1).

Es importante diagnosticar y contrarrestar el problema desde el principio para evitar que empeore. La mejor manera de curar el dolor de cuello es mediante la atención quiropráctica. Estos remedios caseros naturales también pueden ayudar a aliviar el dolor.

Cómo aliviar el dolor de cuello

1. Ejercicios

Los ejercicios de fortalecimiento se basan en agregar carga a los músculos de manera progresiva, haciéndolos más fuertes y más flexibles. El ejercicio puede ayudar a aliviar el dolor de cuello y hacer que el cuello sea flexible y fuerte, además de reducir la rigidez (2).

Necesitará

Rutina de ejercicio preestablecida

Lo que puedes hacer

Realizar una serie simple de ejercicios podría aliviar el dolor de cuello:

  • Mueva la cabeza hacia adelante y hacia atrás durante un tiempo y luego comience a asentir gradualmente de un lado a otro.
  • Una vez que sus músculos se sientan menos tensos, gire lentamente la cabeza completamente hacia la izquierda y luego completamente hacia la derecha. Esto puede doler un poco, así que tómatelo con calma.
  • Haz al menos 20 repeticiones.
  • Haga este ejercicio cada pocas horas, y encontrará que la rigidez en su cuello desaparece.
¿Con qué frecuencia debe hacer esto?

Haga esto al menos 5 días a la semana.

2. Yoga

El estrés puede provocar tensión muscular. Seguir técnicas de relajación tradicionales, como el yoga, puede ayudar a que su cuerpo se relaje y alivie la tensión alrededor del cuello y los hombros (3).

Necesitará

Una estera de yoga

Lo que puedes hacer

Aquí hay algunas posturas de yoga conocidas por aliviar el dolor de cuello:

  • Bharadvajasana – Esto también se llama la postura del giro. Puede aliviar la tensión en los músculos del cuello y los hombros y aliviar el dolor.
  • Marjariasana – Esto también se conoce como la postura del gato. Puede ayudar a estirar los músculos de la columna y la espalda para aliviar el dolor de cuello.
  • Uttana Shishosana – Esta postura extenderá su columna y también aumentará el flujo sanguíneo al cuello y la cabeza.
  • Balasana – A esto también se le llama Postura del Niño. Es una simple asana para estirar el cuello y la espalda suavemente. Utilice esta asana como pose de descanso entre las otras poses.
  • Savasana – Esta postura de relajación puede calmar la mente y el cuerpo y aliviar el estrés.
¿Con qué frecuencia debe hacer esto?

5-7 días a la semana.

3. Aceites esenciales

El aceite de menta tiene propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a calmar los músculos adoloridos (4). El aceite de lavanda se usa a menudo en aromaterapia para relajar la mente. También puede aliviar los músculos del cuerpo. Aliviar el estrés y la ansiedad también puede ayudar a aliviar la tensión física (5). El aceite de albahaca es antiespasmódico y analgésico. También es útil para reducir el estrés y puede usarse para reducir el dolor de cuello (6).

Necesitará
  • Unas gotas de aceite de menta
  • Unas gotas de aceite de lavanda
  • Unas gotas de aceite de albahaca
  • 1 cucharadita de aceite de oliva
Lo que tienes que hacer
  1. Haz una mezcla de los aceites esenciales.
  2. Mezcle unas gotas de esta mezcla con aceite de oliva tibio.
  3. Masajea este aceite en el cuello durante unos minutos.
  4. También puede utilizar estos aceites individualmente o cualquier combinación de los aceites. No olvide diluirlo en un aceite portador.
¿Con qué frecuencia debe hacer esto?

Aplicar esto dos veces al día.

4. Acupuntura

La acupuntura es un método en el que se insertan pequeñas agujas en puntos específicos y estratégicos de la piel. Se ha utilizado ampliamente para tratar cualquier tipo de dolor y los estudios recomiendan la acupuntura como una alternativa a la medicina tradicional para el alivio a corto plazo del dolor de cuello (7).

Lo que puedes hacer

Reserve una sesión con un practicante de acupuntura cercano.

Necesitará

Consulte a un terapeuta certificado para tratar su dolor de cuello a través de la acupuntura.

¿Con qué frecuencia debe hacerlo?

Una o dos sesiones a la semana durante unos meses.

5. Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana es un excelente remedio casero para el dolor de cuello y la rigidez. Los antioxidantes y agentes antiinflamatorios presentes en el vinagre de sidra de manzana pueden aliviar el estrés en los músculos del cuello y reducir el dolor (8).

Necesitará
  • vinagre de sidra de manzana
  • Una servilleta de papel o un pañuelo
Lo que tienes que hacer
  1. Remoja la servilleta en vinagre y colócala en tu cuello.
  2. Déjelo actuar durante aproximadamente una hora.
¿Con qué frecuencia debe hacer esto?

Repita esto dos veces al día hasta que obtenga alivio del dolor de cuello.

6. Terapia de masaje

Un masaje puede curar cualquier dolor en el cuerpo y ayudarte a dormir mejor. Masajee o frote suavemente el área adolorida para estimular el flujo sanguíneo y aliviar la acumulación de tensión en los músculos (9).

Necesitará

Aceite de oliva, mostaza o coco

Lo que tienes que hacer
  1. Toma una ducha caliente y sécate la piel con palmaditas.
  2. Calienta ligeramente una cucharada de aceite y masajea tu cuello con él.
  3. Masajee suavemente con movimientos circulares durante un par de minutos.
¿Con qué frecuencia debe hacer esto?

Repite esto todas las mañanas. También puede masajear su cuello una vez más durante el día.

Nota: No frote ninguna zona lesionada si le causa un dolor excesivo.

7. Bolsa de hielo

El hielo ayuda a reducir la inflamación de los músculos después de una actividad intensa. La aplicación de una compresa de hielo mejora la vasodilatación subcutánea, lo que permite el flujo de sangre fría de regreso a los músculos doloridos del cuello (10).

Necesitará
  • Cubos de hielo
  • Una toalla pequeña y gruesa
  • Alternativamente, puede usar una bolsa de hielo
Lo que tienes que hacer
  1. Coloca los cubitos de hielo dentro de la toalla y colócalo en el cuello.
  2. Alternativamente, puede enfriar la bolsa de hielo y colocarla en el cuello.
  3. Déjalo actuar un par de minutos.
¿Con qué frecuencia debe hacer esto?

Repita la aplicación de hielo de tres a cuatro veces al día.

8. Suplementos vitamínicos

Si experimenta dolor de cuello frecuente, debe complementar su dieta con vitaminas. Cuando su cuerpo tiene deficiencia de vitamina D, tiende a desarrollar dolor crónico en diferentes áreas, especialmente alrededor de las articulaciones (11).

El complejo de vitamina B es un analgésico natural. Reduce el dolor y la inflamación tanto de origen neuropático como musculoesquelético (12).

La vitamina C es un agente antinociceptivo, lo que significa que aumenta el umbral del dolor. Contiene antioxidantes que aumentan este umbral al mitigar el dolor (13).

Necesitará

Suplementos vitamínicos

Que puedes hacer
  1. Asegúrese de tener una dieta equilibrada que le proporcione todos los nutrientes esenciales.
  2. Consulte a un dietista o su médico personal sobre los suplementos vitamínicos recetados.
¿Con qué frecuencia debe hacer esto?

Según lo prescrito por el médico.

9. Sal de Epsom

Se sabe que la sal de Epsom, también conocida como sulfato de magnesio, posee propiedades analgésicas (14). Esto podría ayudar a eliminar el dolor asociado con los trastornos del cuello.

Necesitará
  • 1-2 tazas de sal de Epsom
  • Agua tibia
  • Una bañera
Lo que tienes que hacer
  1. Llene tres cuartos de la bañera con agua tibia y agregue sal de Epsom.
  2. Mezcle la sal en el agua y déjela en remojo durante 10 a 15 minutos.
¿Con qué frecuencia debe hacer esto?

Sumérjase en agua salada de Epsom dos veces al día.

10. Cuello de cuello

Un collar de cuello sostiene el cuello para soportar el peso de la cabeza cuando se está curando del dolor. En caso de lesión, el collar también mantendrá alineados los huesos del cuello mientras se curan (15).

Necesitará

Un collarín o una abrazadera

Lo que tienes que hacer
  1. Envuelva el collar alrededor de su cuello y manténgalo puesto hasta que el dolor desaparezca.
  2. A intervalos regulares, quítese el collar y estire los músculos del cuello y los hombros.
¿Con qué frecuencia debe hacer esto?

Use el collar cuando sea necesario para aliviar el dolor de cuello.

Si eres propenso a sufrir dolor de cuello, es importante que tomes una cantidad adecuada de descansos a lo largo del día. Moverse y prestar atención a su postura juega un papel vital en la prevención y el alivio del dolor de cuello. Evite la comida chatarra y consuma alimentos saludables, ya que la obesidad ejerce presión sobre los músculos del cuerpo, incluidos los músculos del cuello (16).

Aquí hay algunos consejos que pueden ayudarlo a prevenir la aparición del dolor de cuello.

Consejos de prevención

  1. Cuando utilice su computadora portátil o PC, asegúrese de que la pantalla esté al nivel de los ojos.
  2. Mientras usa su teléfono móvil, asegúrese de no estirar el cuello mientras envía mensajes de texto.
  3. Practique técnicas de estiramiento y relajación, como ejercicios para el cuello, a intervalos regulares para mantener relajados los músculos del cuello.
  4. No conduzca durante períodos prolongados a la vez, ya que esto puede resultar agotador para el cuello y la espalda.
  5. Si siente que su posición para dormir le está causando dolor de cuello, debería considerar cambiarla y usar la almohada adecuada.

El dolor de cuello crónico puede ser el resultado de la postura, el estrés físico y una mala alimentación. Estos son algunos de los remedios caseros naturales que pueden ser útiles para aliviar el dolor. Si el dolor persiste, asegúrese de buscar ayuda médica.